Fernando Saiz. 24 de octubre de 2011

JavaScript no está habilitado!
To display this content, you need a JavaScript capable browser.

El vídeo de ETA de la semana pasada es la gran noticia que uno siempre como periodista quiso escribir. Yo creía que contar que ETA dejaba de matar era un sueño compartido por muchos compañeros de la profesión, pero vista la prensa del día siguiente, me temo que estaba equivocado.  

Bueno, que me desvío, que yo había venido aquí para analizar el vídeo de ETA desde el punto de vista de la comunicación. Después de ver el vídeo unas cuantas veces, de repasar cuidadosamente su contenido y de compararlo con documentos similares difudidos por la organización terrorista en otras ocasiones, se me ocurre destacar unas cuantas conclusiones. Esta es mi humilde aportación a la hermenéutica del vídeo.

1) Es corto. Algunos dirán: pues vaya conclusión. Pero no, no es una banalidad. Lo corto tiene más impacto. El mensaje es más eficaz.  El vídeo del 20 de octubre es de los más cortos emitidos por ETA y sólo una pizca más largo que el de enero de 2011 cuando anunció el alto el fuego permanente (2 minutos 33 segundos frente a 2 minutos 21 segundos; 362 palabras contra 341; 2.245 caracteres en vez de 2.222). La brevedad significa mayor precisión e impide la literatura de salón que llenaba de fárrago los comunicados de ETA de antaño, cuando decía cosas como "...para que con la riada compuesta por las gotas de todos podamos derruir el muro de la negación...". Además, la concisión garantiza la reproducción´del comunicado íntegro, no extractado, en los medios de comunicación. Las frases también son cortas (solo una supera la frontera de las 30 palabras), lo que facilita su comprensión.

2) Segmenta su audiencia. Evidentemente, el vídeo va dirigido a todo el mundo. Pero no a todo el mundo por igual. El comunicado dedica 103 palabras (o sea, el 28,4% del total) a los suyos: a homenajear a los terroristas muertos y presos y en general a realizar un ejercicio de autocomplacencia (brutalmente cínico, añado de mi cosecha) sobre los avances que "la lucha de largos años" de ETA ha propiciado en la sociedad vasca. Para las víctimas del terror, ni una palabra. Cero. 0% del total. ¿Por qué? ¿Porque son así de canallas? ¿O porque a los primeros que hay que convencer de la decisión es a sus propios partidarios?

3) Mucho conflicto, algo de paz. El análisis semántico del comunicado (Esther G. Coronado ya tiene hecha en su blog la 'nube' de palabras; ya sabes, el resumen tipográfico de los términos más citados en un texto) nos revela que después de las expresiones identitarias habituales (ETA, Euskal Herria, sociedad vasca) los términos más empleados en el comunicado son 'conflicto' y 'camino'. Tres 'conflictos' y tres 'caminos' aparecen en el texto. También hay  dos 'diálogos'. 'Paz' y 'libertad' se citan una vez, lo mismo que confrontación armada, violencia y represión.  Autodeterminación y territorialidad, dos de los conceptos-eje del lenguaje etarra, no están.

4) Una estructura pedestre. La entradilla es absurda desde el punto de vista de la comunicación eficiente. Eso de empezar diciendo que ETA "desea mediante esta declaración dar a conocer su decisión", sin explicar antes cuál es la decisión, no tiene ni pies ni cabeza. Además, la frase clave ("ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada") está muy atrás.

5) Escenografía Ku Klux Klan. Tres terroristas con capuchas blancas y sentados ante una mesa larga con mantel también blanco. Txapela en la cabeza y kaiku (chaqueta típica vasca) cubriéndoles el tronco. Detrás, sobre fondo de un azul impecablemente televisivo, anagrama con el hacha y la serpiente. En los flancos, a la izquierda la ikurriña; a la derecha, las banderas de Sancho Garcés (Águila Negra) y de Navarra. La puesta en escena recuerda a las películas del Ku Klux Klan. Desde el punto de vista de la ejecución técnica, no es un vídeo profesional (la iluminación es deficiente, pero ejemplo), pero se oye bien y la dicción es notable. Es probable que el locutor disponga de 'teleprompter' (el aparatito que usan en las televisiones para ir leyendo sin dejar de mirar a la cámara): su dicción y seguridad son pasmosas para un aficionado. La escenografía es casi idéntica a la del vídeo de enero de 2011: sólo cambia un poco el plano, algo más largo en el de la semana pasada, y el orden de las dos banderas de la derecha.  

Post Scriptum. El IRA irlandés pidió perdón por el daño causado en 2002. Es decir, casi cinco años después de su declaración de alto el fuego permanente. Igual aquí, como ya tenemos donde fijarnos, no hace falta pensárselo tanto. Por si a alguien con txapela y kaiku le sirve de referencia, este es el texto del comunicado del IRA en inglés.

smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon
Comentarios (3)
3 Jueves, 27 de Octubre de 2011 08:37
José Luis Muñoz
Un análisis inteligente siempre aporta alguna nueva visión del tema. Podrías haber insistido un poco más en cómo un amplio sector del gremio informativo desea a toda costa que sigue existiendo el conflicto y, consecuentemente, ETA. Ni siquiera El Mundo lo puede disimilar.
2 Martes, 25 de Octubre de 2011 12:18
pavel
Buenisimo, Fernando.
1 Martes, 25 de Octubre de 2011 09:42
Clara
La estructura pedestre del mensaje es como la de los antiguos bandos que voceaban los aguaciles, también de muchos documentos legales actuales: primero la justificación y luego la decisión/acuerdo/consecuencia.
A ver si cogen la idea del PS.

Agregue su comentario

Tu Nombre:
Comentario: